La Vía más directa hacia el Ser es la meditación.

Lo mejor de esta vida es el amor más la paz interior.

Venimos unos días a esta vida, nos hacemos la foto y nos marchamos.

Este planeta es como una posada en la que pasamos algunas jornadas.

El verdadero sentido de la vida es ayudar a los demás.

Todos somos como dedos de una gran mano cósmica y tenemos que aprender a conectar con ella.

Hay que mirar, observar, pero sosegadamente, sin preocuparse. Contempla, haz yoga y no te preocupes.

Vida y muerte son lo mismo.

Todos los días morimos al estar dormidos y el que no despertamos es la muerte.

Este mundo es un enorme escenario; somos los actores y estamos haciendo nuestro papel.  Cuando la obra termine, volveremos a nuestro hogar.  El alma es el conductor y el cuerpo es el coche. Nadie sabe cuando el alma saldrá del cuerpo ni qué pasará después.

El amor es como una flor. No requiere nada a cambio.

El orgullo y los celos son los grandes enemigos del ser humano.

Bailamos siempre de acuerdo  a la voluntad del Absoluto, pero no lo comprendemos.

La meditación es el mejor sendero de vida para todos.

Venimos, nos vamos. Lo importante es lo que hagamos por los demás.

Todos los días al irnos a dormir es como si muriéramos. El día que no despertemos, es que habremos muerte. Pero la muerte forma parte de la vida.

Hay que estar en el Ser. Dese el Ser todo se observa con quietud, sin disgusto ni preocupación, sin ansiedad ni miedo.

Cuando muramos, regresaremos la hogar del que habíamos partido. Hemos estado una breve estadía en este misterioso planeta y luego regresamos a casa. 

No tengo nada, pero me tengo a mi mismo, y por eso soy realmente feliz.

La codicia infecta la mente humana y la enloquece. Hay codicia por todas partes y lo que este planeta necesida es generosidad, muchas generosidad.

Los verdaderos yoguis no se exponen en masa, no forman ashrams, no hacen giras por el mundo, no se promueven como si fueran actores. Permanecen en sus retiros, recogidos, en el Ser, y esa es su mejor contribución a este mundo tan loco.

 

Ramiro Calle

Centro Shadak

www.ramirocalle.com