Son muchas las personas que deciden renovar la decoración de una vivienda. Sin embargo, a menudo el dinero es una de las limitaciones que condicionan este tipo de proyectos. No obstante, existen un par de consejos que podemos poner en práctica para poder cambiar el mobiliario de una casa sin gastarnos grandes cantidades de dinero. En este artículo daremos un vistazo por algunas recomendaciones que podemos poner en práctica, como acercarse a las tiendas de HomeCenter en Bogotá o reciclar algunos muebles antiguos.

Acudir a tiendas especializadas

Sin duda, visitar tiendas profesionales y económicas como HomeCenter es una de las mejores opciones si lo que queremos es encontrar buenos muebles a grandes precios. A este respecto, ver el catálogo HomeCenter en Bogotá puede ser una gran idea. Así mismo, en sus tiendas es posible encontrar una gran variedad de artículos, por lo que no nos resultará difícil localizar aquellos que se ajusten a nuestras preferencias y necesidades.

A la hora de acudir a un establecimiento especializado en mobiliario es fundamental tener claras las necesidades de la vivienda. De esta forma, evitaremos comprar artículos que no se ajustan a nuestras preferencias y que, a la larga, acabarían saliendo caros. Lo ideal es consultarles a los profesionales de la tienda acerca de las características de los muebles. Comprobar la calidad de los artículos también es un aspecto fundamental, ya que de ello dependerá la durabilidad del mobiliario escogido.

Por último, no debemos pasar por alto la decoración de la casa. Además de funcionales, los muebles deben cumplir también con la misión de aportar estilo a las estancias. Es por ello por lo que debemos tener en cuenta el diseño de las habitaciones y del resto del mobiliario al comprar los nuevos artículos. Solo de esta forma conseguiremos sentirnos identificados con los muebles de la casa.

Restaurar antiguos muebles

Por otro lado, una de las mejores ideas si quieres amueblar tu casa por poco dinero es aprovechar otros artículos. A menudo los muebles vuelven a estar de moda, por lo que optar por la restauración puede ser un gran acierto. El proceso de reciclaje variará en función de las condiciones en las que se encuentren los artículos en cuestión. Algunas de las ideas que podemos valorar es aplicar una mano de pintura, así como volver a tapizar las sillas o sillones viejos. De esta forma, adaptaremos el estilo de estos artículos a la decoración de la estancia. Además, esta opción puede ser perfecta cuando se trata de muebles que guardan cierto valor sentimental.

Construir mobiliario

Esta opción puede ser menos práctica, si tenemos en cuenta que depende de las habilidades de cada persona. Sin embargo, no se necesita ser carpintero profesional para improvisar algunos muebles. Por ejemplo, si nos gustan los taburetes pequeños, una buena idea es construirlos con fuertes cajas de madera. Además de conseguir asientos extra, podremos contar con artículos de almacenaje que nos permitirán mantener ordenada la casa. Lo mismo sucede con los sillones, que pueden ser elaborados empleando palés de madera.

Esta puede ser una solución temporal, si queremos darle un aire nuevo a nuestra vivienda sin dejarnos grandes cantidades de dinero. Así mismo, a la hora de decorar debemos pensar también en la armonía de la decoración y valorar, por ejemplo, seguir técnicas como la del Feng Shui.