Durante mi estancia en la zona de los Himalayas cerca de la frontera con el Tibet, más arriba del templo de Sri Badrinnath, dejando atrás Mana, de donde sale de en medio de la pared de la montaña un impresionante torrente de agua que marca el nacimiento del Rio Saraswati, todavía más arriba a unos 4000 metros de altitud, me adentro en la tierra de los Dioses. Hace ya tiempo que no queda rastro de las cosas de los hombres. Después de varios días caminando por sendas intransitadas, las montañas desafiantes cargadas de una fuerza primigenia ancestral vigilan mi marcha. No se a dónde voy exactamente pero un impulso que procede de lo intuitivo me invita a continuar.

Veo de vez en cuando algún Yogui de mirada de fuego. A algunos a los que me acerco ni siquiera me detectan, otros en cambio me sonríen y me invitan, sin palabras, a acercarme.Después de mucho caminar llego a un un lugar‚ donde nada me preguntan, y me ofrecen cobijo. Siento que he llegado a un lugar que hace mucho, muchísimo tiempo que buscaba. Había llegado a casa. Descubro aquí que la comunicación no necesita palabras si uno está abierto y receptivo. Descubro algo que había leído y oído, acerca de la transmisión del conocimiento por presencia. A veces utilizábamos las palabras, pocas, otras veces gestos, pero sobre todo nos comunicábamos en silencio. Largo tiempo permanecí allí y muchas cosas sucedieron. Entre otras se dieron las condiciones que facilitaron configurar el Kriya Yoga Integral y el Yoga Celular; era el mes de Mayo de 2005.

Después de cinco años de intensa práctica en el laboratorio interno, después de ver el alcance de estas herramientas y una vez puestas en orden, siento que llega la hora de compartirlas, de darlas a conocer. Inspirado en la instrucción de algunos de aquellos Kriya Yoguis, combinada con la experiencia que me aportó la larga estancia en el Sur, en Pondicherri, con el Yoga Integral de Sri Aurobindo, configuro una estructura de trabajo progresiva, accesible para el practicante occidental que sin perder su esencia, manteniendo el objetivo transmutador de los tres cuerpos que ofrece el Kriya yoga tradicional, es enriquecida con objetivos de mayor alcance, que facilitan el Yoga con mayúsculas, que es el Yoga en medio de la vida. Objetivos como el apoyo al descubrimiento, conexión y emancipación del Maestro Interior que cada uno de nosotros portamos y somos, la liberación de los códigos de necesidad, enfermedad y muerte codificado en la mente de las células, siendo estos transformados en nuevos códigos de Luz. Descubro también la aportación de esta técnica como sustento pránico al trabajo meditativo y a la experiencia de la apertura de la fuerza transformadora de la Shakti Universal.

Todo esto configura una línea de trabajo que la llamamos Kriya Yoga Integral o Purna Kriya Yoga.

¿En qué consiste? El Kriya Yoga Integral es una herramienta definitiva y necesaria para el practicante de Yoga que humildemente aspira a lo más alto. Conjuga el Pranayama, con Bhandas, la atención y la intención. Con el Kriya Yoga Integral se pretende unir la fuerza Kundalínica que se despierta y asciende desde Muladara (chakra raíz) con la fuerza de la Shakti Universal que entra descendiendo por Sahasrala (chakra coronilla).

El encuentro de estas dos fuerzas se produce en el cuarto Chakra (chakra corazón) y participa directamente en un profundo proceso de transmutación a todos los niveles; a nivel físico el cuerpo sana y eleva su frecuencia, a nivel emocional se produce una progresiva purificación y pacificación de las emociones, a nivel mental aumenta la claridad, la comprensión y abre la mente al conocimiento intuitivo, a nivel espiritual facilita la conexión con el Maestro Interior y nos abre a la influencia transformadora de la Shakti Superior.

La práctica del Kriya Yoga, básicamente consiste en:

1- Activar el prana acumulado o retenido en los centros (chakras) inferiores, llevándolo hacia los puertos desde donde puede ser reconducido.

2- Una vez disponible es trasvasado e impulsado hacia los Chakras superiores. El prana ya instalado en los Chakras superiores se convierte en un prana disponible que se convierte en las cualidades propias de estos centros superiores como es la Paz, Alegría, Gozo, Consciencia, Salud, Equilibrio, etc.

Se trabajan con siete Purna Kriyas mayores y tres de preparación, habiendo una progresividad en su práctica que depende del nivel del practicante. Se pueden aprender con facilidad y se enseñan unos previos que facilitan su integración. Algunos Kriyas se trabajan sentados, otros se realizan mientras se practican sencillos asanas e incluso uno de ellos, Susumma Purna Kriya, se puede realizar caminando o conduciendo.

Combustible para la Meditación

El Kriya Yoga Integral o Purna Kriya Yoga, además de limpiar, purificar y desbloquear los canales por donde fluye el prana, activar y orientar hacia frecuencias más altas los centros de gestión pránica o Chakras, sobre todo facilita y prepara la Meditación, ya que coloca el prana donde va a ser necesario para sostenernos en la experiencia multidimensional que nos aporta el trabajo meditativo. Si no hay prana sutil disponible en cantidad y calidad no hay‚ «combustible‚» para despegar, para liberar la atención de la atracción de la fuerza gravitatoria de la sensorialidad. Es más si no hay prana sutil suficiente la experiencia perceptiva que nos aporta la Meditación no es detectada, a la atención le resulta mas difícil ser sostenida, perdiendo la referencia que nos aportan los anclajes desde el‚»observador», que es desde donde es proyectada.

Muchos meditadores fracasan en sus trabajos meditativos, no porque no tengan habilidad, sino porque la energía que necesitan para la meditación no está disponible, sino que está atrapada en los centros inferiores. En síntesis, nuestra experiencia nos ha llevado a la conclusión de la necesidad de complementar la Meditación, sea del estilo que sea, con el Kriya Yoga Integral o Purna Kriya Yoga. Paz para todos. Om Shanti.?

Saranagati Das

Director de la Escuela de Yoga Integral Mahashakti

Creador de la metodología del Yoga

Celular y del Kriya Yoga Integral

www.escuelamahashakti.com