Ayurveda, una ciencia para la resilencia

ayurveda resilencia 600

Antes de que la vida nos ponga en una situación límite para demostrar nuestra capacidad de resiliencia, hemos de saber que podemos estar por encima de las crisis, porque está en nuestro ADN.

Es nuestra responsabilidad hacer uso de nuestros recursos y estar preparados para reaccionar positivamente a cualquier situación que nos pueda sobrevenir, ya sea personal, social o ambiental. Y por esto y para esto fue creado el Ayurveda.

Según los últimos estudios en Neurología (Dr. F. Travis) hay un factor fundamental común en las personas más capacitadas, con más éxito y supuestamente más felices y resilientes. Y es que además de la inteligencia, la capacidad creativa y el razonamiento ético, tienen un mayor número de “experiencias de trascendencia” o “experiencias cumbre”.

La trascendencia es un estado donde estás relajado y al mismo tiempo muy despierto. Estos son los momentos más felices y plenos de la vida que se perciben en momentos de máximo rendimiento.

Muchos artistas cuando aprenden Meditación Trascendental me cuentan que esta es una vivencia familiar para ellos. Manifiestan que se produce a veces cuando están en el escenario, tocando, pintando, actuando, creando. Tienes que permitir que esta experiencia de trascender tu mente surja, no se puede provocar conscientemente.

¿De qué depende la felicidad?

Dicen los neurólogos que la felicidad está ligada a la capacidad cerebral. El Profesor Herald Hung tras 40 años con el neurocientífico Dr. Frederick Travis estudiando el rendimiento de “los número uno” (ejecutivos de alto nivel, deportistas y músicos), encontraron que ellos tienen una motivación intrínseca que los lleva a buscar el propósito de las cosas, la expresión de sí mismos y la paz interior. Estas personas que presentan un alto rendimiento tienen el doble de coherencia cerebral que el grupo de control.

Muchos encuentran que esa capacidad de salir “ileso” en situaciones conflictivas, disminuye con el tiempo a medida que los desafíos de la vida se acumulan, y parece que el “rebote” de la resiliencia funciona cada vez menos satisfactoriamente. A menudo esa disminución de la capacidad se manifiesta como depresión, ansiedad o cualquier otra cara del estrés. Los psicofármacos, alcohol, tabaco u otras drogas pueden hacer olvidar el problema temporalmente, pero no pueden restaurar el derecho al equilibrio, la salud, la alegría y la paz que nos corresponde de nacimiento.

El Ayurveda y la resiliencia individual y socio-ecológica

En culturas antiguas como la de India, no existía la división entre yo y lo demás. En el silencio de la trascendencia nos conectamos con nuestro ser y nos reconocemos como parte de la Naturaleza.

El Ayurveda nos descubre nuestra constitución y desde ahí podemos aprender a interactuar en armonía con nuestro medio ambiente escogiendo aquello (alimentación, rutina diaria, plantas medicinales…) que nos ayude a mejorar nuestra salud, y por tanto a aumentar nuestra capacidad de resiliencia.

Estrés versus felicidad

La Neurociencia considera al cerebro como el órgano responsable de la resiliencia; la capacidad para sobreponerse a la adversidad proviene de una mayor activación de la región izquierda de la corteza prefrontal, el CEO. Una persona resiliente puede llegar a activar hasta treinta veces más su región prefrontal izquierda que otra con baja resiliencia (Davidson, 2012).

Cuando una situación en la vida destapa nuestra capacidad de resiliencia y nos encontramos cambiando lo que nos habíamos creído era nuestro destino, entonces es cuando nos damos cuenta de que estamos ejerciendo nuestro derecho a la libertad como seres humanos, cuando podemos estar orgullosos de estar cumpliendo nuestro cometido: vivir la vida en plenitud. SER FELICES.

 

Pilar Franco de Sarabia
Consultora-Educadora de Ayurveda
CEO de Harit Ayurveda
ayurvedasalud.com